Una ley necesaria pero insuficiente para dinamizar el crowdlending

  • España se suma, por fin, a los países que regulan los préstamos entre personas.
  • El Gobierno ha dejado pasar una ocasión única para situar a nuestro país a la vanguardia de las finanzas del futuro. La ley demasiado centrada en fijar límites y no en incentivar la actividad como sí han hecho otros países.
  • Comunitae, pionera y líder en esta actividad, valora positivamente el alumbramiento de esta primera ley, a pesar de su carácter excesivamente restrictivo.

Madrid, 28 de abril de 2015.

Comunitae, la plataforma de préstamos entre personas pionera de España, agradece que, por fin, España haya aprobado una ley que regule la actividad de los préstamos entre personas, conocida internacionalmente como crowdlending. Aún así, consideramos que la ley llega tarde y sin ninguna intención de impulsar el sector. Como se está demostrando en otros países, el crowdlending se está afianzando como una de las mejores alternativas de financiación para las pymes y un canal de ayuda para disminuir la excesiva dependencia de éstas con la financiación bancaria.

Nos gustaría, eso sí, felicitar al legislador por haber tomado en consideración las aportaciones que desde la industria del crowdlending hemos realizado durante casi un año en que se ha estado trabajando el borrador. “Ya era hora. España no se podía permitir seguir viviendo sin regular los Marketplace de finaciación a pymes y particulares, mientras los principales países de la Unión Europea está apostando fuerte por este modelo”, asegura Arturo Cervera, fundado y CEO de Comunitae.

Desde Comunitae creemos que el resultado final está muy lejos de la intención mostrada de impulsar el sector, más bien se limita a encauzar lo que ya es una realidad. La ley pone el acento en encauzar la actividad actual trazando limitaciones excesivas desde nuestro punto de vista. Somos conscientes de que, para garantizar una mayor seguridad de los inversores debe exigirse la máxima transparencia en los procesos, aportando para ello el mayor nivel de información posible. Por eso, nos parecen oportunas las exigencias de entrada a las plataformas crowdlending. “Una vez verificado este nivel de seguridad, consideramos que no sería necesario coartar, de ninguna manera, la libertad de los inversores”, asegura Cervera.

En Comunitae, como en las principales plataformas mundiales de crowdlending, contamos desde hace tiempo con rigurosas políticas de riesgos muy similares a las de la banca tradicional, que impiden aprobar operaciones a empresas y personas que no cumplan con un rango de solvencia determinado. Además de llevar a cabo un pormenorizado análisis financiero y contable (cuentas de resultados, balances, planes estratégicos…), emitimos nuestros propios evaluaciones de riesgo, que garantizan la seguridad y evitan posibles problemas de impagos y conflictos entre los inversores.

Por todo ello, estimamos que dejar de lado incentivos fiscales como los aprobados, por ejemplo, en Gran Bretaña, impedirá que el sector en España pueda desarrollarse como lo está haciendo en los países de la Europa comunitaria y en EEUU. De este modo se está cercenando así, uno de los canales de financiación más accesibles las pymes y el consumo familiar, precisamente cuando ante los primeros atisbos de la recuperación deberían ser impulsados.

———————————

Sobre Comunitae: Es la empresa pionera en España en el desarrollo del crowlending (también llamados P2P lending o social lending). Se trata de comunidades de ahorradores que prestan dinero a pymes, autónomos y particulares, cuya identidad y necesidades financieras están perfectamente identificadas, a cambio de una buena rentabilidad para su capital. Comunitae sigue los pasos de la británica y pionera mundial Zopa, también de Lending Club (EEUU) ,Prosper (EEUU), smava.de (Alemania) todas ellas ‘gigantes’ que marcaron el camino en Gran Bretaña, Estados Unidos o Centro Europa, lugares donde estás prácticas están mucho más asentadas. Comunitae inició su actividad en julio de 2009, y está sometida a la  Ley 2/2009 que regula la contratación con los consumidores de préstamos o créditos hipotecarios y de servicios de intermediación para la celebración de contratos de préstamo o crédito.

Comunitae está registrada con el número 410/2013 en el registro estatal de empresas previsto por la citada ley. Además de los socios fundadores, el accionariado de la compañía cuenta con la participación de inversores especializados en modelos on-line, como Cabiedes&Partners y François Derbaix, entre otros.

Comunitae ya ha intermediado desde su creación más de 3.290 operaciones, gestionado préstamos por valor de más de 17 millones de euros. La actividad de Comunitae ha crecido más de un 362% en el último año. Ambos datos son un reflejo del dinamismo que está tomando esta actividad en España.

Si necesitas más información o estás interesado en entrevistar a Arturo Cervera, CEO de Comunitae puedes ponerte en contacto con:

prensa@comunitae.com

 

Vídeo con declaraciones de Arturo Cervera
Declaraciones Arturo Cervera

Enlace al BOE

 

Diccionario_Enciclopédico_Salvat_Universal

Diccionario Básico para no perderse en el mundo crowdfunding

 

Está de moda. Se publican reportajes. Tus amigos hablan de ello en las conversaciones de Facebook e incluso te ha llegado alguna invitación a participar a tu email.  Incluso has escuchado en televisión que el Gobierno lo está regulando.  Pero a pesar de ello tienes dudas sobre que es exactamente el crowdfunding.

Puede que si eres uno de los lectores habituales del blog de Comunitae  este tema te parezca de primero de parvulitos.  Si es así, deja de leer pero, por favor, comparte antes este post. Porque aunque parezca mentira, el mundo de los que no tienen muy clara la sopa de letras que forman el crowdfunding, crowdlending, crowdequity y demás denominaciones del mundillo de los préstamos entre personas es todavía demasiado amplio.  Para ellos está dedicado este diccionario.

Como adelantábamos,  existen diferentes modelos dentro de crowdfunding: recompensa, donación, inversión, y préstamo. Crowdfunding. Es el término genérico que engloba la actividad de los préstamos entre personas.  Las diferencias entre unos y otros tipos de crowdfunding vienen dadas por la recompensa que ofrece el intercambio. Su importancia en función de los usuarios de cada plataforma  es del 41,4%, 24,1, 20,7% y 13,8%, respectivamente, según los datos publicados por la Asociación Española de Crowdfunding. Por tanto, en nuestro país se sigue la tendencia mundial donde el modelo recompensa es el tipo más extendido de crowdfunding.

La proporción cambia cuando se habla de cantidades económicas invertidas y no de usuarios. En este caso, según esta asociación, las campañas de crowdfunding de inversión son las que consiguen una recaudación mayor, seguidas por las de préstamo. “De media, los inversores españoles invierten 4.853€ por proyecto, y los prestamistas prestan una media de 2.025 €” aseguran en su último informe publicado en junio de 2014.

Pero vayamos a su significado:

Crowdfunding de préstamos o crowdlending. Una actividad que en España se puede ejercer desde 2008 gracias a la plataforma pionera de Comunitae. Son los préstamos entre personas. En este caso la recompensa es un porcentaje de rentabilidad que paga quien demanda el crédito. Este modelo de préstamos entre personas ( peer to peer) tiene una versión que permite la financiación de empresas, también a cambio de un porcentaje de interés. .

Crowdfunding de Inversión o Crowdequity. Es una modalidad de inversión en empresas que se diferencia del Crowdlending de empresa en la ‘recompensa’. En este caso, lo que se recibe por la inversión es una parte del capital de la empresa en la que se invierte o acciones, si tiene emitidas. La diferencia frente a la actividad de business angels o capital riesgo es que esto se hace, normalmente,  con cuantías de inversión inferiores. Además, la relación y el conocimiento entre la empresa y quien aporta fondos no es personal, sino que se realiza a través de las plataformas digitales.

Crowdfunding de recompensa: El más conocido  y utilizado en España. A cambio de la aportación económica se reciben dádivas que pueden ir desde aparecer en los títulos de crédito de una película o recibir un ejemplar de un libro. Los ejemplos son tan amplios como la imaginación de los promotores.

Crowdfunding de donaciones: Es la versión moderna de la filantropía de toda la vida. Aportar dinero a lo que se considera una buena acusa.  Si es mucho dinero, nos recordará a los mecenas, también de toda la vida.

crowdfunding europe

La industria de Crowdfunding europea presenta sus demandas a Bruselas

La red europea de Crowdfunding  ha envidado a Bruselas un documento en el que, bajo el título “On the possibility of Crowdfunding in Europe” , se exponen cuales deben ser los requisitos básicos que debe respetar una regulación del sector de préstamos entre personas. La idea de las plataformas unidas en este organismo representativo del sector es garantizar unas bases previas sin las cuales “el crowdfunding no puede funcionar en Europa”, aseguran en un comunicado.

La idea principal que han querido transmitir a Bruselas es que debe considerar el crowdfunding como un “puente hacia las fuentes tradicionales de financiación”.

La red hace un análisis de la realidad del crédito en el viejo continente. Según los datos que maneja, aproximadamente el  30%, de los 23 millones de pymes registradas en Europa, tiene problemas de liquidez. De ellas, apenas otro 30% tiene acceso al crédito bancario de forma habitual. La posibilidad de conseguir dinero del banco para una empresa europea ha caído un 23% desde que comenzó la crisis.  Quienes pueden acceder tienen que pagar un precio muy caro. Los intereses se han encarecido un 54% y la demanda de garantías ha subido un 34%.  Tampoco son buenos tiempos para otros métodos de acceso a la liquidez como el factoring o el confirming también están en retroceso. El capital riesgo o los business angels apenas fijan su interés en el 0,1% de las pymes, según los datos manejados por la Red Europea de Crowdfunding.

El resultado, como hemos explicado en varias ocasiones en este blog, es que las pequeñas empresas con necesidades de capital no tienen alternativa para conseguir dinero. Por ello, en la situación actual, el crowdfunding y su derivada el crowdlending se convierte en una de las escasas opciones para evitar el colapso financiero. El problema, en algunos casos, es que el desconocimiento y el vacío legal que se cierne sobre el sector alejan a los posibles beneficiarios.

Para avanzar en este último sentido, el colectivo ha redactado un informe con el que pretende sentar las bases de por dónde tendría que ir la regulación en la que actualmente trabaja Bruselas. Entre los principales requisitos deberían estar, según la red:

  1. Facililidad: No se debe distorsionar en ningún caso la facilidad que dan las plataformas online para acceder a los préstamos ya que esta es una de las virtudes más valoradas por los usuarios de estos servicios.
  2. Mantener la estructura de costes de las campañas de crowdfunding. Si la nueva legislación introduce una mayor demanda de actividades a realizar por las plataformas o un cambio en los porcentajes de las comisiones, podría implicar que muchas de las actuales plataforma no fueran viables económicamente y, por tanto, tuvieran que cerrar.
  3. No encorsetar las cuantías de los préstamos. La cuantía con la que participar en el crowdlending no debe ser regulada, tampoco la demanda. La filosofía de este sistema financiero es que muchos pequeños puedan financiar a un grande. Por ello, no tiene sentido delimitar cantidades. Además, permitiendo la inversión en pequeñas cantidades se limita el riesgo de los inversores, ya que les permite probar sin asumir pérdidas irreparables, para luego decidir si aumentar su inversión o seguir diversificando con pequeñas cuantías en distintos préstamos.
  4. No delimitar el perfil de los inversores. Atendiendo a la filosofía comentada, tampoco es recomendable que la legislación limite el perfil de los inversores a aquellos denominados cualificados y evite la entrada de un inversor minoritario.

Zopa capta 15 millones del ‘hedge fund’ Arrowgrass

Hace nueve años, cuando Zopa puso en marcha la primera plataforma del mundo que permitía los préstamos entre particulares, todos miraron a Giles Andrews, su fundador, como un loco o, incluso, como a una nueva versión de Robin Hood. La idea de dejar de lado a la gran banca para financiar las pequeñas necesidades personales sonaba a utopía.

Hoy, los grandes de las finanzas ya se han dado cuenta de que lo que era alternativo se ha convertido en una fórmula cada vez más aceptada por el público. Solo en Gran Bretaña, el sector ha registrado un crecimiento del 121% en 2013.  Unas cifras que acreditan que un próspero negocio.

El mejor ejemplo de esa futura prosperidad está en que en la última ronda de financiación, Zopa ha conseguido captar nada menos de 15 millones de libras ( más de 18 millones de euros) procedentes Arrowgrass Capital Partners, uno de los principales hedge funds británicos. Ésta no es la primera vez que Zopa consigue el apoyo financiero externo. En las dos rondas de captación de capital que había realizado hasta ahora a lo largo de su trayectoria ha recibido un total de 56,6 millones de dólares,(casi 49 millones de euros), pero la diferencia es que hasta ahora el dinero procedía de empresas de Venture Capital. Es decir, aquellas que apuestan por proyectos embrionarios que pueden tener futuro. La llegada de un hedge fund implica la madurez del proyecto y que ya se ha ganado la confianza de los capitales más exigentes del mundo.

Además, la apuesta de Arrowgrass no es sólo financiera ya que Henry Kenner, su director general, se ha unido a la junta Zopa como director no ejecutivo.

Uno de los puntos de inflexión del incremento de esa credibilidad, llegó con el espaldarazo público, a finales de 2012.  En ese momento, el Gobierno británico puso a disposición de las pymes y familias 110 millones de libras para que pudieran ser prestados a través de Zopa. Con ello intentaba paliar la escasez del crédito a la que, como ocurre en España, está ahogando a pymes y particulares.

Esta operación no era una inyección de liquidez para Zopa, simplemente el Gobierno británico utilizaba la plataforma para hacer llegar el dinero a quienes no tenían otra alternativa. Este apoyo público sirvió para animar a otros muchos prestamistas a utilizar Zopa como herramienta para conseguir un atractivo interés para sus ahorros.

El espaldarazo público sirvió para que grandes inversores apoyan a Zopa y desde ese mes han entrado en su capital inversores tan potentes como la familia Rothschild.

 

La SEC pone a consulta el futuro reglamento de préstamos entre personas

Ha tardado más de 15 meses, pero por fin el organismo regulador de los mercados de capitales estadounidense, Securities and Exchange Commision ha colgado en su web  el texto legal con el que pretende regular los préstamos entre personas y el crowdfunding. Se trata de un documento de casi 600 páginas (592 en concreto) que ha sido colgado en la web de SEC y que ahora está en fase de consulta durante los próximos 90 días, tras lo cual será aprobada por la SEC y será enviada al Registro Federal donde permanecerá en un segunda revisión durante otros 60 días. antes de ser aprobada definitivamente. Por lo que, según los expertos, la regulación formal de esta actividad no será un hecho hasta el verano de 2014.

El principal objetivo de esta regulación es la protección al inversor, por lo que se fija un límite máximo de inversión permitida. Así ,a aquellos sujetos con ingresos inferiores a 100.000 dólares sólo se les permitirá invertir un máximo de 2.000 dólares o el 5% de la renta o el patrimonio neto. El límite asciende hasta el 10% para los inversores con ingresos superiores a los 100.000 dólares.

Además, se intenta evitar una excesiva especulación por lo que las inversiones realizadas a través de crowdlending no podrán ser revendidas por un año. Además, el texto insiste en recordar que se trata de inversiones de alto riesgo, ya que son muchas las empresas que no superan el primer año de vida.

Por su parte, a las empresas que quieran utilizar estas plataformas para levantar fondos se les impone un límite máximo de dinero a recaudar a través de este sistema de un millón de dólares y una buena dosis de transparencia con sus finanzas. Estarán obligadas a divulgar los estados financieros, la declaración de impuestos y una auditoría realizada por un personal independiente a la compañía. Otro de los requisitos impuestos por la ley será la publicación de la información concerniente a los directores y así como la de todos aquellos propietarios con más del 20% de la propiedad de la empresa. También será obligatorio explicar para qué se utilizan los fondos recaudados.

En cuanto las acciones a las que pueden acceder los inversores, su precio siempre debe ser público como también la cantidad de acciones emitidas

El texto será incluido como la tercera parte de la Ley de Empleo y el principal objetivo es regular la tendencia cada vez más extendida en EEUU del crowdlending. Según el análisis que Chance Barnett ha realizado en Forbes con esta nueva normativa se da un gran paso hacia la democratización de las inversiones ya que se permitirá que cualquier ahorrador pueda obtener rentabilidad de un nicho que hasta ahora ha estado vedado para las grandes fortunas como es la compra de acciones de empresas que están empezando y que pueden tener una atractiva remuneración.

Además, esto responde, según Barnett, a que se está creando una nueva clase de inversores. El mercado de venture capital mueve unos 30.000 millones de dólares de dinero de élites que entra en el capital de los nuevos emprendedores. Cuando el crowdlending sea formal las estimaciones apuntan a que puede llegar a superar los 300.000 millones de dólares. Aunque de forma alegal durante los últimos años están siendo muchas las plataformas y los particulares que han activado esta fórmula de inversión. Muchos de ellos ni siquiera han sido conscientes de estar formando parte de un nuevo mercado, ya que su aportación sería la que hacen los amigos y familiares en los proyectos de los emprendedores.

En cualquier caso, la legislación también va a contribuir a tamizar el complejo mundo de plataformas de crowdfunding que se ha desarrollado en EEUU. Muchas de ellas tendrán que adaptarse a los nuevos requisitos que impone la SEC, pero más allá de eso tendrán que trabajar por su propia imagen y credibilidad ya que será está la única manera de atraer tanto proyectos interesantes para financiar como inversores dispuestos a poner sus ahorros en ellos.