Citi-Lending-Club

LendingClub y Citi sellan una alianza para ofrecer 150 millones de dólares en préstamos p2p

El grupo financiero Citi ha dado a conocer un acuerdo con LendingClub, la mayor plataforma de préstamos p2p del mundo, y la firma de gestión alternativa Varadero Capital, para ofrecer alrededor de 150 millones de dólares en préstamos con condiciones ventajosas para comunidades marginadas. El objetivo de este proyecto, según ha asegurado John Heppolette, director de Citi Community Capital, filial de Citi que se dedica a proveer liquidez a los inversores con menos recursos, es “mejorar el acceso a las finanzas alternativas para los ciudadanos de EEUU, como una vía real para incrementar su liquidez y la puesta en marcha de proyectos de negocios”.
Para LendingClub, la posibilidad de llegar a acuerdos similares con otros bancos tradicionales es algo que se intentará fomentar aún más en el futuro, dado que, como Renaud Laplanche, CEO y fundador de la plataforma, “con este modelo podemos ofrecer condiciones óptimas a nuestros clientes, aprovechando los bajos costes operacionales de LendingClub y la capacidad de levantar capital por parte de Citi”. No en vano, este acuerdo entre banca tradicional y plataforma de préstamos no es algo pionero, dado que otras compañías, como por ejemplo, Cloud Lending  quienes ya han conseguido implementar con notable éxito una oferta de servicios p2p para clientes habituales de entidades financieras convencionales.
Otro aspecto positivo de esta simbiosis colaborativa entre finanzas alternativas y banca es el de desarrollar sistemas y herramientas que aumenten, todavía más, el análisis de solvencia de los prestatarios, dando así la opción de poder mejorar los niveles de seguridad y garantía para los usuarios. Desde hace algunos años, los grandes bancos han apostado por la investigación en software que implementan algoritmos de análisis para grandes volúmenes de datos, permitiendo obtener una imagen más fiel y objetiva de los clientes. Algo fundamental para dotar todavía de un rigor mayor a las operaciones intermediadas de crowdlending, a pesar del notable esfuerzo que muchas plataformas han realizado para crear sus propios rating, que garanticen seguridad y eviten posibles problemas de impagos y conflictos entre los inversores.
Volviendo al ejemplo de Lending Club, este acuerdo le permite consolidar aún más su crecimiento, después de haber logrado completar recientemente con éxito una ronda de financiación que permitió valorar la compañía en alrededor de mil millones de dólares (y en la que participaron inversores como BlackRock, Temasek o Sands Capitale Ventures).

Con más de 40.000 inversores activos y como líder indiscutible del mercado anglosajón, la plataforma espera seguir dando pasos para consolidar su liderazgo frente a otras grandes empresas p2p como la norteamericana Prosper o las británicas Zopa o Funding Circle. En diciembre del año pasado, la compañía dio un paso decisivo al lanzar su opv para empezar a cotizar en Wall Street, compitiendo directamente con algunas de las principales entidades financieras de la banca tradicional.
Tras haber levantado cerca de 870 millones de dólares y recibir las alabanzas de multitud de analistas, LendingClub marcó un camino de referencia para el resto de plataformas que ahora parece volver a hacer con este acuerdo con Citi, anticipando un modelo híbrido de colaboración entre banca tradicional y compañías p2p que puede impulsar aún más el desarrollo de las finanzas alternativas a nivel mundial.

Los grandes banqueros apuestan por la financiación P2P

Que la actividad bancaria está cambiando en todo el mundo está fuera de dudas. Lo que no siempre está tan claro es la dirección de esos cambios, pero  más allá de las tradicionales reestructuraciones accionariales y la modificación de los nombres de las entidades y el nuevo mapa empresarial del sector que pueda surgir, hay un nuevo estilo de banca que cada vez toma más auge, se trata de los préstamos entre personas (P2P en sus siglas en inglés).

El último ejemplo de la fuerza de esta nueva tendencia lo hemos encontrado esta semana, nada menos que, en las páginas de The New York Times. El primer periódico de EEUU, y uno de los más importantes de todo el planeta, destacaba el destino de la inversión del famoso banquero Vikram Pandit, quien ha participado en una ronda de financiación de 100 millones de dólares para CommonBond, una pequeña compañía de Brooklyn (Nueva York), cuya plataforma facilita el préstamo y la refinanciación  a estudiantes que quieren cursar máster especializados,  una actividad muy similar a la que realiza Comunitae junto a la Universidad de Valencia, como ya contamos en este blog hace unos meses.

Para quienes no estén muy al día del mundillo financiero internacional, la noticia podría pasar sin pena ni gloria. Pero resulta que Vikram Pandit era, hasta hace unos pocos meses, uno de los grandes magnates de la banca mundial. En las tres últimas décadas ha estado a la cabeza de dos de los mayores grupos financieros del planeta: Morgan Standley (1983- 2005) y Citigroup ( 2006- 2012). Él fue uno de los banqueros que tuvo que testificar ante la comisión del  Congreso de los Estados Unidos que investigaba el origen de la crisis financiera y allí se le escuchó pedir perdón por los excesos cometidos.

Por motivos que todavía no han sido desvelados, el pasado mes de octubre Vikram presentó su dimisión en Citi. Y tras recibir un suculento finiquito de más de tres millones de dólares comenzó a explorar el mercado en busca de oportunidades de negocio.  Su primera inversión, dada a conocer el pasado mes de mayo, fue la adquisición del 3% del accionariado de una firma india de servicios financieros denominada JM Financial. La segunda es la de CommonBond.

En su apuesta por este nuevo sistema de préstamos colaborativos Vikram no está solo. Junto al él han confiado en CommonBond otros grandes de las finanzas tradicionales como Thomas L. Kalaris , un ex jefe de gestión de patrimonios de Barclays y Thomas H. Glocer , un ex ejecutivo de Thomson Reuters.

CommonBond es el resultado de una ingrata experiencia personal de sus fundadores  David Klein , director ejecutivo, Michael Taormina y Jessup Shean, tres  ex alumnos de la  Escuela Wharton de la Universidad de Pennsylvania. Ellos sufrieron en su época de universitarios la angustia de tener que solicitar un crédito para pagar sus estudios a unos bancos que les demandaban unos intereses “desorbitados”. Por ello, idearon una plataforma para poner en contacto a inversores interesados en financiar a esos estudiantes ofreciendo créditos más baratos que los oficiales en la banca tradicional. En concreto, los usuarios de CommonBond pueden conseguir préstamos al 5,99% de interés, frente al 6,24% que piden los bancos tradicionales. Mientras, los inversores obtienen un interés  superior al 4%. En un principio la plataforma solo estaba accesible para los alumnos que cursaban másters, pero  su objetivo es cerrar 2013 intermediando alrededor 100.000 programas de posgrado de medicina e ingeniería . También tiene planes para ramificarse en los programas de licenciatura el año que viene.

CommonBond no es la única plataforma de préstamos entre personas que ha sido apoyada por los grandes banqueros de la vieja guardia, que buscan nuevos nichos de inversión para su dinero. También es conocida la apuesta de ex consejero delegado de Morgan Stanley John J.Mack por Lending Club, una de las plataformas de P2P lending más potentes del mundo, de la que es uno de los directores.

Crédito foto: Willian-munoz Flickr

 

Esta noticia salió originalmente publicada en Lainformacion.com