londres

Reino Unido incentiva aún más el crowdlending con rebajas fiscales

Estimular la inversión en las empresas y fomentar la generación de riqueza real. El Gobierno británico continúa marcando la pauta sobre lo que significa apoyar institucionalmente las nuevas formas de financiación alternativa. Si, desde hace ya tiempo, decidió elegir a las plataformas de préstamos entre personas (en vez de a la banca tradicional) para canalizar el dinero público destinado a financiar a las pymes, ahora ha optado por aplicar una pionera exención de impuestos para los inversores  que se aplicará sobre los ingresos obtenidos de los préstamos p2p.

Esta medida se aplicará hasta el mes de abril y se aplicará en función del perfil de los inversores. Aquellos que estén en la tasa de intereses más básica ( tributación de rendimientos del ahorro en el 20%) tendrán derecho a una exención por las 1.000 primeras libras de beneficio obtenidos por sus inversiones en préstamos entre personas. El beneficio fiscal se reduce en la medida en la que se incrementa el nivel de renta de los inversores. Así, los que están en un tipo de interés del 40%, solo tendrán derecho a exención por las 500 primeras libras. Mientras los contribuyentes que ganan más de 150.000 no podrán disfrutar de ninguna exención.

Esta rebaja de impuestos, según ha confirmado el Tesoro británico, no se aplicará a los rendimientos derivados de las inversiones en acciones o fondos, sino sólo a las operaciones relacionadas con los préstamos p2p.

Este impulso al crowdlending no está reñido con la advertencia del riesgo que conllevan este tipo de inversión. Por eso , en paralelo al estimulo fiscal, tanto el Gobierno británico como el propio regulador financiero del país (Financial Conduct Authority) no se han cansado de subrayar estos días que las actividades de p2p no están cubiertas por el Plan de Compensación de Servicios Financieros. Además, recomiendan a los inversores que apuesten por participar sólo en aquellas operaciones con los suficientes niveles de solvencia y transparencia que aseguran las plataformas más asentadas en el mercado a través de sus rigurosos ratings profesionales.

 

Esta decisión se produce justo cuando se cumplen diez años del nacimiento de Zopa la primera plataforma de crowdlending del mundo. Ahora, el sector crece con dos dígitos y se ha convertido en una opción de inversión que cada vez canaliza más ahorro de los británicos. Esta industria ya gestiona préstamos por valor de 1.700 millones de libras.

Además, el diario británico Finacial Times recoge el rumor de que, a lo largo de los próximos meses, el Gobierno todavía intentará contribuir más al desarrollo de la financiación alternativa en el país. Quizá la próxima medida estrella sea la de introducir un régimen de retención que se aplicará directamente al realizar la operación, evitando así tener que completar ninguna declaración de impuestos voluntaria.