Una ley necesaria pero insuficiente para dinamizar el crowdlending

  • España se suma, por fin, a los países que regulan los préstamos entre personas.
  • El Gobierno ha dejado pasar una ocasión única para situar a nuestro país a la vanguardia de las finanzas del futuro. La ley demasiado centrada en fijar límites y no en incentivar la actividad como sí han hecho otros países.
  • Comunitae, pionera y líder en esta actividad, valora positivamente el alumbramiento de esta primera ley, a pesar de su carácter excesivamente restrictivo.

Madrid, 28 de abril de 2015.

Comunitae, la plataforma de préstamos entre personas pionera de España, agradece que, por fin, España haya aprobado una ley que regule la actividad de los préstamos entre personas, conocida internacionalmente como crowdlending. Aún así, consideramos que la ley llega tarde y sin ninguna intención de impulsar el sector. Como se está demostrando en otros países, el crowdlending se está afianzando como una de las mejores alternativas de financiación para las pymes y un canal de ayuda para disminuir la excesiva dependencia de éstas con la financiación bancaria.

Nos gustaría, eso sí, felicitar al legislador por haber tomado en consideración las aportaciones que desde la industria del crowdlending hemos realizado durante casi un año en que se ha estado trabajando el borrador. “Ya era hora. España no se podía permitir seguir viviendo sin regular los Marketplace de finaciación a pymes y particulares, mientras los principales países de la Unión Europea está apostando fuerte por este modelo”, asegura Arturo Cervera, fundado y CEO de Comunitae.

Desde Comunitae creemos que el resultado final está muy lejos de la intención mostrada de impulsar el sector, más bien se limita a encauzar lo que ya es una realidad. La ley pone el acento en encauzar la actividad actual trazando limitaciones excesivas desde nuestro punto de vista. Somos conscientes de que, para garantizar una mayor seguridad de los inversores debe exigirse la máxima transparencia en los procesos, aportando para ello el mayor nivel de información posible. Por eso, nos parecen oportunas las exigencias de entrada a las plataformas crowdlending. “Una vez verificado este nivel de seguridad, consideramos que no sería necesario coartar, de ninguna manera, la libertad de los inversores”, asegura Cervera.

En Comunitae, como en las principales plataformas mundiales de crowdlending, contamos desde hace tiempo con rigurosas políticas de riesgos muy similares a las de la banca tradicional, que impiden aprobar operaciones a empresas y personas que no cumplan con un rango de solvencia determinado. Además de llevar a cabo un pormenorizado análisis financiero y contable (cuentas de resultados, balances, planes estratégicos…), emitimos nuestros propios evaluaciones de riesgo, que garantizan la seguridad y evitan posibles problemas de impagos y conflictos entre los inversores.

Por todo ello, estimamos que dejar de lado incentivos fiscales como los aprobados, por ejemplo, en Gran Bretaña, impedirá que el sector en España pueda desarrollarse como lo está haciendo en los países de la Europa comunitaria y en EEUU. De este modo se está cercenando así, uno de los canales de financiación más accesibles las pymes y el consumo familiar, precisamente cuando ante los primeros atisbos de la recuperación deberían ser impulsados.

———————————

Sobre Comunitae: Es la empresa pionera en España en el desarrollo del crowlending (también llamados P2P lending o social lending). Se trata de comunidades de ahorradores que prestan dinero a pymes, autónomos y particulares, cuya identidad y necesidades financieras están perfectamente identificadas, a cambio de una buena rentabilidad para su capital. Comunitae sigue los pasos de la británica y pionera mundial Zopa, también de Lending Club (EEUU) ,Prosper (EEUU), smava.de (Alemania) todas ellas ‘gigantes’ que marcaron el camino en Gran Bretaña, Estados Unidos o Centro Europa, lugares donde estás prácticas están mucho más asentadas. Comunitae inició su actividad en julio de 2009, y está sometida a la  Ley 2/2009 que regula la contratación con los consumidores de préstamos o créditos hipotecarios y de servicios de intermediación para la celebración de contratos de préstamo o crédito.

Comunitae está registrada con el número 410/2013 en el registro estatal de empresas previsto por la citada ley. Además de los socios fundadores, el accionariado de la compañía cuenta con la participación de inversores especializados en modelos on-line, como Cabiedes&Partners y François Derbaix, entre otros.

Comunitae ya ha intermediado desde su creación más de 3.290 operaciones, gestionado préstamos por valor de más de 17 millones de euros. La actividad de Comunitae ha crecido más de un 362% en el último año. Ambos datos son un reflejo del dinamismo que está tomando esta actividad en España.

Si necesitas más información o estás interesado en entrevistar a Arturo Cervera, CEO de Comunitae puedes ponerte en contacto con:

prensa@comunitae.com

 

Vídeo con declaraciones de Arturo Cervera
Declaraciones Arturo Cervera

Enlace al BOE

 

Madrid_-_Congreso_de_Diputados_1

La nueva ley sobre crowdfunding, a punto de ser aprobada

Seis meses para adaptarse a los criterios fijados por la nueva ley y la posibilidad de poder prestar servicios online relacionados con el diseño de campañas. Estas han sido las dos principales modificaciones introducidas vía enmiendas que afectan directamente a las plataformas de crowdfunding, tras el reciente paso por el Senado de la Ley de Fomento de Financiación Empresarial (LFFE). El texto vuelve de nuevo al Congreso y al Consejo de Ministros, como última etapa previa a su esperada aprobación definitiva a lo largo de las próximas semanas.

No será inminente la adaptación a los nuevos criterios, sino que  se otorgará un periodo transitorio de seis meses a las plataformas para su adecuación al nuevo marco regulatorio. Si pasados quince todavía no se hubieran realizado los cambios pertinentes, se podrán finalizar los proyectos que estuvieran ya en curso pero no dar comienzo ninguno. Uno de los objetivos de la LFFE, según se puso de relieve en el Pleno del Senado del pasado 25 de marzo, es regular los nuevos tipos de inversores que participan en proyectos fintech, procurando establecer unas condiciones óptimas para facilitar el acceso al crédito para las pymes.

Sin embargo, el texto no ha cambiado una coma de los límites de inversión que fueron aprobados en el Congreso. Los proyectos para inversores cualificados (aquellos que superen un determinado nivel de activos, especificados por la propia ley) podrán recaudar hasta 5 millones de euros, sin que estos tengan límite de inversión en el número de operaciones en las que pueden participar. Por su parte, para los denominados inversores no acreditados, se establece un límite de 3.000 euros anuales por proyecto que ascenderán hasta 10.000 euros por año si se diversifica la inversión en distintas plataformas. Además, deberán firmar de su puño y letra su consentimiento, tras ser advertidos previamente de los riesgos.

Tampoco ha habido cambios sobre el órgano que velará por la supervisión del sector, ya que la CNMV se ocupará de acreditar a las distintas plataformas y controlar las distintas operaciones de financiación que se abran, aunque falta todavía una mayor precisión por parte de la ley en concretar los mecanismos y límites de esta vigilancia.   En lo que sí hay una mayor concreción es en la de fijar los criterios para establecerse como intermediario en procesos de financiación alternativa, ya que se exige un capital social mínimo de 60.000 euros y unos recursos propios de, al menos, 120.000 euros.

Es probable que en su última fase de tramitación parlamentaria, que ahora se inicia, el texto pueda sufrir algunas modificaciones, aunque en lo que sí parece existir unanimidad es que el documento final se aprobará en las próximas semanas. El Gobierno pretende normalizar cuanto antes los nuevos canales de financiación para las pymes, creando las bases regulatorias que garanticen la solvencia de las operaciones y den cobertura jurídica sobre todo a los inversores.

Sólo cabe desear que ese nuevo marco legislativo, que marcará la evolución del sector del crowdlending para los próximos años, sea lo más flexible posible para asegurar a las empresas un nuevo canal de acceso a la liquidez en un contexto donde el grifo del crédito de la banca tradicional sigue muy cerrado. Hay mucho en juego y, sobre todo, grandes oportunidades para apuntalar la recuperación económica, como ya se ha podido ver en países que han apostado con fuerza por la financiación alternativa con notable éxito, como EEUU o Gran Bretaña.

 

 

Imagen: CC Wikipedia

CC Congreso Wiki

anchuelo

UPyD: El crowdlending es una forma muy adecuada para la financiación de las pymes

En Comunitae rastreamos al segundo toda la actualidad de nuestro sector. Por eso, hace unos meses nos sorprendieron gratamente unas declaraciones del responsable de Económica de UPyD, Álvaro Anchuelo @aanchuelo. Era la primera vez que escuchábamos a un político hablando de crowdleding.

Sabemos que dentro de la Comisión del Congreso que trabaja en la Ley de fomento de la financiación empresarial todos los partidos han comentado su postura sobre el crowdfunding, ya que lo han tenido que regular. Pero fuera de ese marco, el asunto nunca ha estado en las agendas, a pesar de que se está convirtiendo en una de las únicas vías que las pymes tienen para financiarse.

Encantados de que Álvaro Anchuelo ha roto esa tendencia, nos hemos ido a verle con una cámara para que nos cuente en primera persona cual es la posición de su formación política y qué propuestas tiene UPyD sobre nuestro sector.

En el siguiente vídeo, Anchuelo nos trasmite su convicción que el crowdlending es una forma muy adecuada para que las pymes se financien. Asegura que apostar por este modelo, basado en plataformas digitales, es apostar por la modernización del sistema financiero español.

Anchuelo reivindica el activo papel de UPyD en algunas de las modificaciones que se han hecho sobre el proyecto de Ley de fomento de la financiación empresarial para perfilar la regulación del crowdfunding. Por ejemplo, explica que fueron ellos quienes pidieron que se permita que la segunda vivienda o los terrenos puedan ser utilizados como garantía. “Estamos de acuerdo en preservar la primera vivienda para evitar problemas futuros. Pero no tenía sentido que se prohibiera también que otros bienes lo fueran”,asegura.

Otras propuestas que no han salido adelante son la ampliación de los requisitos que definen al inversor cualificado, aumentando el límite de 50.000 euros de ingresos anuales actuales ampliándolo al menos a dos años. Los requisitos de capital exigidos a las plataformas también sería objeto de modificación.

No son las únicas propuestas de Anchuelo y UPyD para financiar a las pymes como podréis ve en este vídeo.

appelpie

El ‘crowdlending’ y las franquicias se dan la mano

Las fronteras del crowdlending se amplían a pasos agigantados. No solo porque el año 2014 los préstamos entre personas se han convertido en una práctica cada vez más habitual, sino porque el crowdlending gana adeptos entre las empresas.

Los últimos ejemplos de la colaboración entre las plataformas de financiación comunitaria y la empresa los hemos encontrado en el mundo de la franquicia. Una de las iniciativas más novedosas es la de la plataforma financiera estadounidense ApplePie Capital y su novedoso sistema llamado marketplace lending. Este

La propuesta de ApplePie consiste en poner en marcha un programa específico de financiación comunitaria para franquicias. Los inversores tienen la oportunidad de participar en un préstamo para una franquicia concreta de la que conocen su plan de empresa y la información financiera.

La única diferencia frente al crowdlending tradicional es que en el marketplace lending la inversión no se hace directamente con el propietario del negocio. Mediante. el marketplace lending, ApplePie otorga primero la financiación al franquiciado para luego abrir un proceso de inversión en su plataforma sobre ese dinero que ya se ha aportado. De esta manera, controlan cada préstamo bajo los mismos cánones de seguridad, solvencia y transparencia que en cualquier operación de crowdlending.

El perfil las operaciones que se pueden financiar a través de este sistema son préstamos de entre 100.000 dólares y un millón de dólares, con una duración media de entre tres y siete años, a un interés que varía entre el 8% y el 12%. Una inversión muy atractivos para quienes buscan rentabilidad para su dinero y no la encuentran en la tradicional oferta de bonos o depósitos.

El primer préstamo de estas características se firmó con una cadena de restaurantes Einstein Bros. ApplePie concretó con la firma un préstamo 465.000 dólares. Muy recientemente, Marco’s Pizza también ha llegado a un acuerdo muy similar, convirtiéndose en la segunda iniciativa en este campo para ApplePie.

 

GE Capital inició el camino

Esta experiencia de éxito tiene su antecedente más inmediato en la norteamericana GE Capital, quien a finales de 2014 ya se atrevió a impulsar una línea de financiación vía crowdlending para franquicias, bajo la denominación ‘GE Capital Franchise Finance’. La compañía, con una dilatada trayectoria dentro del sector de restaurantes en EEUU, decidió que era el momento adecuado para promover préstamos a bajo interés y captar así el interés de pequeños inversores, catapultando el crecimiento de las cadenas asociadas a su plataforma.

Según GE Capital, su trabajo no se limita sólo a conseguir la financiación, sino que actúa como un asesor muy relevante del negocio, aportando herramientas y soluciones a los operadores de los restaurantes para implantar sus locales con las mayores posibilidades de éxito posibles. Esto lo consigue mediante, por ejemplo, el desarrollo de eventos y cursos para emprendedores, ofreciéndoles apoyo directo a través de consultores o, incluso, compartiendo con ellos software personalizado para mejorar la gestión operativa de la empresa.

GE Capital mantiene acuerdos directos con más de 50 restaurantes con franquicias en EEUU, lo que da una idea del potencial que tiene de cara al futuro. Como prueba de su relevancia en este sector está el reciente préstamo por valor de 45 millones de dólares que ha cerrado para The Saxton Group, con objeto de financiar a la cadena de restaurantes de comida rápida McAlister, que cuenta con más de 60 locales en el Medio Oeste de EEUU.

La gran duda es… ¿cuánto tardará este modelo en dar el salto a España?

groupama

La gran banca francesa se une a las plataformas de p2p lending para facilitar los créditos a las pymes

La plataforma de préstamos entre personas Unilend y Groupama Banque acaban de sellar una histórica alianza en Francia por la que la entidad bancaria va a prestar durante los próximos cuatro años alrededor de 100 millones de euros a pymes del país galo mediante el canal online de Unilend. Esta es la primera vez que se produce en la nación europea un acuerdo de estas características, lo que da una idea del auge que está tomando el sector en esta economía.

Tanto desde Unilend como desde Groupama se han apresurado a afirmar que este acuerdo es una iniciativa para hacer frente a los retos de la formación de capital de las pequeñas y medianas empresas francesas, cuyo grifo de la financiación está cerrándose cada vez más, al menos desde el punto de vista de la banca tradicional. Así al menos se ha manifestado Bernard Pouy, CEO de Groupama, quien ha asegurado que “resulta vital fomentar el crecimiento de la economía francesa, a través de hitos tan significativos para el sector del crowdlending como el que acabamos de presentar”. Desde Unilend, uno de sus fundadores, Nicolas Lesur, “se demuestra, con un hecho más, la pujanza y relevancia cada vez mayor de la financiación alternativa”.

Aunque Francia fue, junto a Reino Unido, Alemania e Italia, uno de los pioneros en Europa en regular la financiación alternativa, el peso de la banca tradicional junto al excesivo peso fiscal han atenazado el desarrollo del sector en los últimos años. Sin embargo, los problemas de liquidez que están afrontando muchas entidades financieras galas desde 2014 han favorecido el despegue de los préstamos p2p y p2c, hasta el punto de que plataformas como Unilend han experimentado crecimientos récord tanto en volumen intermediado como en número total de operaciones.

Ahora, esta iniciativa puesta en marcha por Groupama y Unilend servirá de catalizador aún mayor para que las pymes tengan en cuenta las nuevas vías de obtención de liquidez para los proyectos de negocio que hay a su disposición. Algo que, incluso, se está produciendo con bastante reiteración en EEUU.

No en vano, casi en paralelo a esta alianza en Francia se daba a conocer otra muy semejante entre dos compañías estadounidenses: el fondo Victory Park Capital y la plataforma AssetzCapital, por la que la primera prestará 227 millones de dólares a empresas a través de la segunda.

La unión de dos colosos

Gracias al acuerdo con Unilend, Groupama Banque tendrá la oportunidad de prestar dinero directamente a las empresas que considere oportuno, integrándose dentro del portfolio de inversores de la plataforma. Filial de la compañía de seguros Groupama, con casi doscientos años de antigüedad, cuenta con 536.000 clientes repartidos por toda Francia. Por su parte, Unilend ha logrado un volumen de intermediación de 7.5 millones de euros de préstamos desde su creación en diciembre de 2013.